Nuestras mascotas son muy sensibles a los cambios de temperatura. Asimismo, el invierno es la época del año en la cual están más expuestos a contraer enfermedades, por lo que hay que tomar las precauciones necesarias para evitar las afecciones en ellos

A continuación te damos algunos consejos importantes para proteger del frío a tu pequeño gatuno y/o perruno:

 

CONSEJOS GATUNOS

  1. Los gatos tienen un mecanismo natural de renovación o muda de pelaje que les ayuda a preparar su pelo para el duro invierno. Si tu gato es un aventurero que pasea por las calles, puede necesitar un aporte extra de alimento para mantener su calor corporal. Por otro lado, los felinos caseros que no realizan ejercicio pueden engordar si les damos más comida de la habitual porque no queman las calorías, por ello deben seguir en invierno la misma dieta que durante el resto del año, salvo que el veterinario indique lo contrario.
  2. Los gatos que tienen poco pelaje, como el siamés, o que presentan una ausencia total, como el gato esfinge, necesitan más abrigo que los gatos peludos que cuentan con un abrigo de pelo natural. Colócale mantas e incluso ropita que cubra su lomo y evita enfriamientos.
  3. El cachorro o gato joven tiene un sistema inmune poco desarrollado y es más vulnerable que el gato adulto. Por otro lado, los gatos de más de 7 años tienen las defensas más debilitadas y pueden presentar problemas de la edad que empeoran su capacidad para aguantar el frío. En ambos casos, debes brindarles una alimentación acorde a su edad, es decir, optar por variedades especiales para gatitos o para gatos en edad avanzada +7 que les provean los nutrientes y refuerzos necesarios para enfrentar esta época del año.
  4. El gato siempre busca los lugares más abrigados para resguardarse. Si ves a tu pequeño deambulando por la casa o tratando de acurrucarse sobre las camas, es una clara señal de que está padeciendo por el frío. La mejor opción es brindarle un sitio donde pueda dormir y mantenerse bien calentito. Podrías implementar una cama de espuma o colocarle una almohada y una manta. Por las noches, cuando la temperatura baje considerablemente, el felino se irá solo a su nueva cama para poder dormir abrigado.
  5. Cuando un gato se ha resfriado, presenta síntomas similares a los del resfrío humano: ojos llorosos, estornudos, mucosidad, apatía… En estos casos, llévalo al veterinario para evitar que el resfriado se complique y pueda afectar los pulmones. Recuerda que siempre que salga a la calle y se moje, debes secarle bien el pelaje para eliminar los rastros de humedad.
  6. Durante el invierno, los gatos suelen dormir bajo el capó de los coches. Por lo que hay que tener especial cuidado cuando el motor arranca, para que el gato no sea herido. Para evitar accidentes, cuando vayas a salir de nuevo levanta el capó de tu auto y revisa que no haya ningún minino tomando una siesta adentro.

 

CONSEJOS PERRUNOS

  1. Estate atento a los síntomas que te permitirán saber que tu perrito está pasando frío y necesita más abrigo. Por ejemplo: los temblores, una respiración lenta, movilidad torpe y pausada, e incluso, en algunos casos, pueden padecer de somnolencia.
  2. Dale a tu pequeño un alimento de buena calidad en base a su edad, tamaño y peso. Esto es imprescindible para que cuente en su organismo con las vitaminas y los nutrientes que necesita para generar calor. Dado que nosotros nos volvemos menos activos en invierno, su actividad también es menos intensa durante este período, así que ojo con sobrealimentarlo.
  3. Si le vas a cortar el pelo a tu can, ten en cuenta que la melena es su protección natural frente a los agentes externos. Por ello, no conviene cortarle el pelo muy corto. La zona que más corta debería quedar es la del estómago y las patas, porque así el pelo no entrará en contacto con el suelo mojado y cogerá menos humedad. Para el resto del cuerpo, lo mejor es que te limites a darle forma al peinado.
  4. A la hora de salir de paseo, tu pequeño no debe pasar del colchón donde duerme calentito inmediatamente al frío, porque esto es un cambio demasiado brusco de temperatura. Por esa razón, debemos intentar jugar con él un poco antes de salir o ir con él a una zona sin tanta calefacción dentro de la casa.
  5. Los perros pequeños o cachorros son más sensibles al frío por lo que está bien acostumbrarlos a usar una casaca o polar, principalmente para salir. Las razas más propensas a tener frío suelen ser: el chihuahua, el yorkshire terrier, el bulldog francés, el pinscher miniatura, entre otras. Cuidado con las patitas o almohadillas, ya que son muy sensibles. Los perritos habituados a estar dentro de la casa son especialmente susceptibles, por lo que sería una buena alternativa ponerles protectores o botitas al momento de salir a la calle en días muy fríos.
  6. La “tos de las perreras” con el frío y la humedad pueden terminar en neumonía, por lo que hay que extremar los cuidados si detectas que tu pequeño tiene síntomas de resfrío, y llevarlo al veterinario de darse el caso antes de que pase a mayores.

 

GO Pet – “Comes Tú, Como Yo”


¿Viste nuestras mantitas y casacas para el invierno? ¡Escríbenos al inbox de Facebook o al WhatsApp 944 445 467 para recibir las fotos! Recuerda que es una excelente época para unirte al proyecto “Comes Tú, Como Yo” y hacer llegar la comida balanceada a los más necesitados: El Proyecto